miércoles, 11 de junio de 2014

liposuccion sin cirugia

La liposuccion sin cirugia es una alternativa a la liposucción quirúrgica, en la que la grasa se reduce utilizando diversas tecnologías que tratan de quemar y eliminar las células grasa de una persona utilizando métodos no invasivos, tales como ultrasonidos, rayos láser y las inyecciones de agentes químicos.
La primera tecnología se desarrolló aproximadamente a finales de 1980, y fue aprobada en  Estados Unidos por la Administración de Alimentos y Medicamentos en el año 2007. La liposuccion sin ciugia es un campo en rápida evolución, con algunas de las más nuevas tecnologías que prácticamente ya se han aprobado en casi todos los países de mundo salvo algunas excepciones, y provocado por el desconocimiento de las técnicas utilizadas.


Existen varios tipos de tecnologías utilizadas en los procedimientos de liposuccion sin cirugia.


Ultrasonido para la reducción de grasas
La reducción de grasa con ultrasonido está ganando rápidamente popularidad como el método no quirúrgico más seguro para eliminar la grasa del cuerpo. No debe confundirse con la "liposucción asistida por ultrasonido," la reducción de grasa de ultrasonido es un tratamiento de eliminación de grasa no invasiva. Normalmente no hay dolor, y el tiempo de recuperación es muy corto y sin efectos secundarios.


Procedimiento de eliminación de grasa con ultrasonido no invasivo
Las ondas de ultrasonido se transmiten con una sonda de ultrasonido a través de la capa externa de la piel, estimulando la lipólisis de las células grasas. Esto hace que los triglicéridos sean liberados de las células grasas. Estas grasas son luego expulsadas ​​del cuerpo de forma natural. La perdida de grasas se hace visible prácticamente desde el primer tratamiento.


El precio de la liposuccion sin cirugia con ultrasonido

Los costos pueden variar dependiendo de la zona de tratamiento y puede ir desde los 500 € a los 1800 € para la grasa del estómago, por tratamiento. Si bien esto puede costar menos que la liposucción invasiva, el costo de estos tratamientos suelen ser elevados.


Procedimiento de reducción de grasas por laser.
La liposuccion sin cirugia con láser utiliza pequeñas dosis de láser de luz  dirigidas a las áreas del cuerpo que no responden a la dieta normal y el ejercicio fisico. Los bajos niveles de energía del láser alteran las membranas celulares de la grasa, sin dañar el resto de tejidos. Esto hace que la célula pierda su forma redonda cambiando la permeabilidad de la membrana celular. Esto no afecta a la piel, los vasos sanguíneos y los nervios que lo rodean. Los triglicéridos se derraman hacia fuera de las membranas de las células rotas y se liberan en el espacio intersticial, donde son transportados lentamente a través de las funciones metabólicas naturales del cuerpo para ser utilizado por el cuerpo como fuente de energía. El ejercicio intenso después del tratamiento acelera la descomposición y eliminación de la grasa de la zona.


Tratamiento y costos del procedimiento por láser.
Los mejores resultados se podrían lograr en un periodo de ocho tratamientos para cada área del cuerpo, que irían de cuatro a seis semanas. Sin embargo, es posible obtener resultados con tan solo 4 tratamientos. En comparación con la liposucción quirúrgica, la técnica de liposuccion  con láser es mucho más asequible, con resultados similares.

Recuperación
Puesto que es no invasivo y no quirúrgico, no hay tiempo de recuperación. Los pacientes pueden reanudar inmediatamente sus actividades diarias.

Ventajas

Reducción visible en la circunferencia del cuerpo, incluyendo los brazos, el estómago, los muslos, las nalgas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario